Incidentes de nochebuena

Escrito por las patitas de Cucaracha en su guarida martes, diciembre 25, 2012


La familia es como el lunar que tenemos en la mejilla. Quien lo tenga, claro.

No os doy tregua. ¡Otra tira para el historial! Ésta está hecha especialmente para la ocasión. Por ello aprovecho para desearos muy felices fiestas a todos los que paséis por este modesto blog que ya ha cumplido, a lo tonto a lo tonto, sus dos buenos años y medio. Gracias, os deseo lo mejor. 

¡FELIZ NAVIDAD, CUCARACHAS!


Nuevo microrrelato en antología: "Microcrímenes"

Escrito por las patitas de Cucaracha en su guarida domingo, noviembre 25, 2012

¡Vengo con frescas, fresquitas  y buenas noticias literarias! Aunque ya lo he anunciado por todas partes como un disco rallado (qué le vamos a hacer, estas cosas me alegran tanto que no puedo callármelo. No os lo toméis como algo presuntuoso ni nada por el estilo, es pura euforia infantiloide), qué menos que publicarlo también en el blog. 



Le estoy cogiendo el gusto a esto de los certámenes de relato corto; sobre todo si hay una publicación de antología recopilatoria de por medio. Y el resultado en este caso ha sido positivo: he quedado finalista en el I concurso de microcrímenes organizado por la red social para escritores Falsaria, Bubok y FNAC. Aunque no he llegado al podio, he quedado entre los 47 primeros, por lo que mi microrrelato ha sido incorporado en el libro que recoge todos los textos finalistas. ¡Qué ganas de tenerlo!

Si alguien tiene curiosidad por echarle un vistazo (son relatos de unas 250 palabras, se leen en un suspiro), el libro está ya a la venta en Bubok. A quien se anime a comprarlo... simplemente, espero que le guste mi brevísima aportación.

Y nada más que añadir. Dentro de no mucho, si no se me va el santo al cielo, volveré con cierto experimento literario bajo el brazo ;)

¡Nos vemos!

Perfil cucarachil en función del tiempo

Escrito por las patitas de Cucaracha en su guarida domingo, noviembre 11, 2012

He aquí el cambio en sufre Cucaracha (y con ella muchas, muchas otras criaturillas del mundo) en las distintas etapas del año.



Qué útil es tener cuatro brazos...

No me peguéis por el dibujo. Está hecho con amor.

Cosas cotidianas que... (4)

Escrito por las patitas de Cucaracha en su guarida sábado, noviembre 10, 2012


Cosas cotidianas que la gente realiza diariamente sin darle la mayor importancia y cuyo procedimiento no soy capaz de entender y/o ejecutar.


Número cuatro: dar más de diez pasos con tacones finos sin desear que Jigsaw te secuestre y te obligue a mutilarte los pies.


Llevo años intentándolo, ¿cómo... cómo lo hacéis? ¿Cómo lo hacéis?

El regreso de "Esto solo puede pasar en Halloween"

Escrito por las patitas de Cucaracha en su guarida miércoles, octubre 31, 2012



Así es; después de dejarla abandonada por un año, ¡la historia interactiva regresa con trailer y todo! Es la primera vez que hago un trailer (la primera vez que hago un video montaje, para ser sinceros) y no estoy descontenta con el resultado. Ha sido divertido y extrañamente adictivo.

La verdad es que el por qué de dejar la historia incompleta durante tanto tiempo no tiene mucho misterio; mucha carga de trabajo repentina durante el mes de octubre, y consecuente pérdida del entusiasmo después del día 31. Hasta que este año, por estas fechas, me popuse terminarla. Aunque fuera después de Halloween, pero lo haría.

Y así va a ser. Porque, señores, me ha vuelto a pasar lo mismo; las últimas semanas de octubre han sido de locos, de trabajar desde el amanecer hasta el anochecer. Y, por tanto, poco tiempo libre he tenido para invertirlo escribiendo. Pero claro, ¿cómo voy a dejar otra vez la historia aparcada un año entero? Eso ya sería demasiado. Si alguien se quedó con la intriga la primera vez no creo que soporte hacerlo una segunda. Lo entiendo, y no volverá a pasar.

De hecho, dudo muchísimo que esté terminada para mañana, más que nada porque aún quedan muchos caminos por desbloquear y yo tengo un Halloween que planear. Pero es posible que para finales de esta semana esté completamente subida. O si no, pues para la siguiente. O para la siguiente. No puedo concretar una fecha, pero terminarla la terminaré. Palabrita de cucaracha estresada.

Y no puedo terminar la entrada sin dar las gracias a quienes se animaron a acercarse al blog de Esto solo puede pasar en Halloween para curiosear, y a quienes vuelvan a darle una oportunidad este año. La verdad es que este proyecto lo empecé no solo por mí, sino por vosotros, para que pasaseis un buen rato leyéndolo y descubriendo sus diversos caminos. 

Así que no dudeis en entrar. Aún quedan muchas sorpresas por desvelar. ¡Muy feliz Halloween a todos!

Costa de Fuego 2012

Escrito por las patitas de Cucaracha en su guarida jueves, septiembre 20, 2012

Dos meses después, aún me queda el gusanillo de hablar de él. Y es que el festival de música metal Costa de Fuego, inaugurado el pasado mes de julio, ha supuesto una primera toma de contacto inmejorable con el mundo de los festivales de música. No solo a causa de la organización  y del elenco de grupos contratados, sino porque por fin, ¡por fin! después de tanto tiempo he podido ver en directo a Nightwish, mi grupo favorito desde hace bastantes años. Sin duda, un día para recordar el resto de mi vida, sobre todo contando con que coincidió con el día de mi cumpleaños.

Esta primera edición del festival tuvo lugar en Benicassim, mismo emplazamiento en el que poco antes se había celebrado el FIB (o Festival Internacional de Benicassim). Por ello, pienso yo, a pesar de ser "su primera vez", la experiencia de otros festivales en el mismo recinto permitió una buena organización en todos los sentidos (excepto en esos precios de comida, bebida y merchandising con los que te clavan sin piedad, pero no nos esperábamos otra cosa). La distribución de los escenarios (había cuatro, de distinto tamaño) no era del todo mala, de forma que las músicas de los distintos grupos que tocaban simultáneamente no se pisaban entre sí. El lugar contaba con grandes servicios lo cual es de agradecer en eventos tan multitudinarios—, zonas de esparcimiento y lugares para refugiarse del sol, distribución de vasos de agua fría para los que estaban cerca de los escenarios y demás detalles que contribuían a mejorar la impresión general. La mía fue bastante positiva, desde luego.


Pero bueno, dejémonos de comentar el recinto. Vamos a lo que interesa... ¡los grupos!




PRIMER DÍA

La cosa comenzó el viernes día 20 de julio por la tarde. Tuvimos la suerte de contar con un alojamiento cerca del lugar del festival, por lo que no nos quedamos en la zona habilitada para acampar. Mientras esperábamos a que abrieran las puertas del recinto (más o menos a las seis), dado que habíamos llegado bastante tempranito, nos sentamos bajo un árbol planeando qué escenarios queríamos pisar a tal o cual hora. Durante la espera también nos entretuvimos observando a la gente que llegaba con grandes maletones y tiendas de campaña, y disfrutando del desfile de camisetas de grupos y melenas largas que se paseaban por el lugar. Hombres del mundo, lo digo en serio: no tengais miedo de dejaros el pelo largo. Puede llegar a dar muy buenos resultados.
Cabe destacar que vimos exactamente la misma camiseta negra con el símbolo de Guns n' Roses miles de veces. Se notaba quiénes iban a ser los protagonistas de la velada.


Asociación de Metaleros en Busca de Sombra (a.k.a. AMBS)
Cuando la hora de abrir las puertas de acercaba peligrosamente, la gente se despegó de la sombra de los árboles y comenzó a formar cola en la entrada. No hubo mucho lío para entrar y finalmente accedimos al interior, sintiéndonos de pronto como unos cachorrillos hiperactivos a los que sueltan en el parque; no sabíamos a dónde ir primero. Como aquel primer día no teníamos la urgencia de quedarnos en un escenario toda la noche, sino "picotear" de uno y de otro según nos apeteciera, empezamos curioseando por las tiendas en busca de algún recuerdo que nos gustara y que no adelgazara demasiado nuestras carteras (¡había un montón de camisetas deseables!). También vimos por allí a Pilar Rubio, pero nos ignoró completamente y pasamos del tema. Después, cuando ya empezaron los conciertos, nos dirigimos todos en masa cual zombis del metal hacia el escenario Costa de Fuego, el más grande; We are the Ocean estaban a punto de salir a escena.




No conocía a este grupo previamente. Estuvieron bastante agradables de oír, pero al ser los primeros en tocar no contaron con mucho ambiente (aparte de que les tocó todo el sol de pleno). A medida que iba atardeciendo, el tiempo se volvía más agradable; pero aún nos quedaban unas horitas de sol intenso con el calor veraniego.

Tras los We are the Ocean, nos quedamos junto al escenario grande para echarle un ojo (o más bien una oreja) al siguiente grupo: los finlandeses Amorphis.




¿Qué les pasa a los finlandeses con el metal? ¿Llevan el talento en la sangre o algo así? Bueno, el caso es que Amorphis fueron uno de mis fichajes del festival. Canciones potentes y buen directo, y el vocalista deleitándonos con su rasta-helicóptero kilométrico. Me gustaron un montón y el ambiente iba en auge.

Cuando terminaron los Amorphis decidimos ir a rondar un rato por los otros escenarios y nos lanzamos a por el Black Bikini (curioso nombre) para ver a los Angelus Apatrida.




Aquí nos sumimos de lleno en el desfase. Se notaba que ya iba creciendo una alfombra considerable de vasos de plástico y restos de cervecita por el suelo. Angelus Apatrida, grupo español (cosa que yo no sabía) se encargaron de animar al personal con sus guitarreos fuertes y sus comentarios entre canción y canción. Hasta organizaron un pasillo en medio de la multitud para que la gente se metiera a hacer pogo tranquilamente.

Estuvimos un buen rato en el Black Bikini y luego nos largamos a dar una vuelta por los otros escenarios. Es lo bueno de los festivales; si te aburres de un grupo siempre tienes otro que te puede gustar más. Ya cuando nos cansamos de dar vueltas acabamos por volver al escenario grande, ya con la idea de quedarnos allí hasta que salieran los Guns (el último grupo que tocaría en dicho escenario aquel día).


Y mientras el Sol nos abandonaba y los focos cobraban protagonismo, otros grupos llegaban y se iban; primero vinieron Barón Rojo con el clamor del público dándoles la bienvenida, muy entregados. Lo mismo ocurrió con Obús, los cuales sucedieron a Barón y se metieron a la gente en el bolsillo. También sacaron a algunas muchachas al escenario para llevárselas al backstage, pero eso es otra historia.

Y al final, por fin, llegó el turno de los más esperados de la noche.
He de ser sincera; cuando estás cerca del escenario, la música no llega a tus oídos con claridad. Si a eso le sumamos una multitud embravecida rodeándote y a un montón de tíos enormes tapándote la vista del escenario, todo resulta bastante confuso. Yo solo sé que cuando los Guns n' Roses salieron al escenario y empezó a sonar Welcome to the Jungle, empecé a saltar y a cantar en una punta del público y acabé siendo arrastrada hacia la otra. Vamos, que había un ambientazo.
Lo que queda de Axl Rose
La gente lo daba todo mientras sonaban sus temas más conocidos. La verdad es que el grupo está bastante menguado, sobre todo el vocalista; de hecho creo que durante su actuación escuché únicamente la voz del público, que ahogaba a la del desmejorado Axl. Pero bueno, ¡y lo bien que nos los pasamos! La verdad es que el entusiasmo y la entrega suplió la calidad del directo.

Después de los Guns ya nos retiramos. Me dió pena perderme a Lacuna Coil, que tocaba en el Black Bikini justo al mismo tiempo... pero en fin, no se puede tener todo. Al fin y al cabo, al día siguiente iba a tener a Nightwish ante mis narices.




SEGUNDO DÍA

El sábado llegamos al recinto sobre las 4 y pico de la tarde con una mentalidad totalmente distinta a la del día anterior: ¡Pegados al escenario grande todo el santo día! ¡A coger un buen sitio y prohibido moverse! Y es que por ese escenario iban a pasar los grupos que más nos interesaban: In Flames, Marylin Manson y, por supuesto, Nightwish. Así que, en cuanto llegamos, ignoramos las sombras de los árboles y tiramos directamente para las puertas, a hacer cola.

Una pena que ese día hubiera más gente con la misma mentalidad que nosotros; a diferencia de el día anterior, ya había una cola formada a las puertas. Suerte que no era muy larga (aun así creo que me quedé sin uñas en la mano derecha) y la espera no se hizo tan terrible como me temía; el sol no apretaba tanto como la tarde del viernes. De hecho llegué a pensar que nos iba a llover y se nos iba a fastidiar el concierto, lo cual me dejó sin uñas de la mano izquierda.

Pero no, no llovió; simplemente, las nubes nos libraron de un calor infernal, lo cual fue de agradecer. El tiempo pasó volando mientras hacíamos de nuevo la inspección reglamentaria de camisetas de los alrededores y expresábamos nuestra admiración por cabelleras ajenas. También hicimos apuestas sobre qué canciones tocarían Nightwish y en qué orden, e intentamos aprendernos Taikatalvi sin mucho éxito (en mi defensa alegaré que llegué a aprenderme Erämaan viimeinen enterita, pero con el tiempo se me fue olvidando). Finalmente, abrieron las puertas y nos dejaron entrar en libertad.

Entonces me sentí un poco como si acabaran de empezar los Juegos del Hambre. Concretamente, el escenario Costa de Fuego era la cornucopia.
¿The Walking dead?
¡Correr, correr, correr! Guardias diciéndonos que no corriésemos, gente que pasaba del tema y se iba a toda pastilla hacia el escenario, que si se me cae el bolso, que si me han quitado el tapón de la botella y se me derrama encima... En fin, al final no acabamos muy mal. De hecho terminamos en segunda/tercera fila (ya se sabe que en los conciertos es difícil permanecer siempre en el mismo sitio, pero pudimos quedarnos así de cerquita toda la noche). Una vez terminó un poco el caos de entrada y ya nos apretujamos unos contra otros en posiciones relativamente cómodas, nos relajamos un poco y pude dejar de acabar con mis propias uñas. Incluso entablamos conversación con algunos personajillos que había por allí. Es que estrujarse contra el mismo escenario une mucho.
Sí, tú, el de la izquierda. Queremos tu champú.

Antes de que nos dieramos cuenta, los Noctem aparecieron en el escenario con una puesta en escena brutal.  Su música no es estilo de metal que más me gusta, pero la verdad es que resultaron bastante entretenidos. Lo cierto es que, ya que estábamos tan cerquita del escenario, ¡qué menos que darlo todo! El puntazo fue cuando el cantante se bebió una copa de "sangre" con muy buena pinta.
Aunque la verdadera incógnita que nos trajo de cabeza todo el rato fue qué champú usaría el guitarrista. Menudo pelo Pantene.


The Architects también levantó mucha euforia en el público. No es un grupo que me apasione, pero tampoco se me hizo pesado. El vocalista intentó organizar un macro-pogo, pero yo me agarré a mi sitio como un clavo. ¡A mí no me movía ni Dios! Me dio la sensación de que salieron un poco decepcionados del escenario, sobre todo a causa de que se hartaron de hablarle al público en inglés y poca gente le respondía. Es lo que tiene.

Ya rozando el ocaso, salió a escena el otro gran fichaje de la noche.


Ya cuando prepararon el decorado empezaron a oirse gritos de "¡In Flames! ¡In Flames!". Los había escuchado antes y me gustaba su estilo, pero aquí me terminaron de conquistar del todo. Una de las mejores actuaciones de la noche. De hecho vivimos la primera mitad al máximo. Digo la primera, porque durante la segunda mitad de la actuación empezaron a surgir interrupciones inesperadas...
Y es que estaba yo tan metida en situación, disfrutando de la potencia de la música, cuando empiezo a notar cierto revuelo entre los nightwisheros de los alrededores. Miro a ver a qué viene tanto alboroto y, de pronto, veo al fondo una cara conocida asomando por la esquina derecha del escenario.

—¡Ostras! ¿Pero ése no es Ewo?

En efecto, el manager Ewo Pohjola se había asomado a curiosear a los In Flames. El grupo debía de estar preparándose en el backstage, pues justo después iban ellos. Total, la gente cantando las canciones y gritando el nombre del grupo y nosotros como subnormales: "¡Ewo! ¡Ewooo!". Y claro, yo me empecé a poner de los nervios.

Pero la cosa no quedó ahí. Cuando los ánimos se habían calmado un poco con el lío de Ewo, oigo otro revuelo. Antes de poder ponerme a invertigar, S. se vuelve hacia mí con los ojos brillantes.

—¡Celia, allí está Jukka!

Y allí me lo veo, esta vez en la esquina izquierda del fondo; Jukka Nevalainen allí tan feliz, de brazos cruzados, escuchando disimuladamente al grupo. Los nightwisheros empezamos a entrar en modo berseker y otra vez nos olvidamos momentáneamente de In Flames llamando a Jukka a grito pelado.  Obviamente no nos escuchó, pero al menos me sirvió para liberar tensiones. Encima, también pudimos ver a Troy Donockley por allí. Y los nervios subiendo y subiendo.

El grupo se despidió finalizando su grandiosa actuación y el público le dijo adiós entre ovaciones. Entonces vino el intermedio, un descanso de unos veinte minutos que se me hizo eterno. Y mientras, comenzó el montaje del escenario.
¿Ese era Tero Kinnunen? Me quedé con la duda
Si por algo destaca Nightwish en directo es por su buena puesta en escena, tanto por el decorado como por la pirotecnia. Lo primero ya lo pudimos comprobar en cuanto comenzaron a montarlo todo. Cada vez que traían un elemento nuevo a escena (el increíble piano, el póster de "Imaginaerum" de fondo, los paneles...) una nueva exclamación general se alzaba en la multitud. En serio, qué veinte minutos más largos. Nunca en la vida habían tardado tanto en llegar las diez de la noche. Por suerte el tiempo nos acompañó, y los vasos de agua que los encargados nos pasaban desde la parte delantera del público fueron de gran ayuda.

Esperando a Nightwish se nos hizo de noche. Y la cosa empezó a ponerse en plan:

E.:  —Celia... ¡ya quedan cinco minutos!

YO: —...¡¿Todavía?!

Pero la espera no podía ser eterna. De pronto, la música de ambiente paró y cambiaron las luces, y cientos de gritos (entre ellos el mío, claro) se perdieron en la noche incipiente. Siguiendo con su ritual, una melodía de Hanz Zimmer que no pude reconocer dio comienzo al espectáculo. Coreábamos el nombre del grupo sin parar, hasta que por fin comenzaron a aparecer en el escenario. Emmpu, Jukka, Marco, Tuomas y Anette, radiantes y enérgicos. Por fin los estaba viendo en carne y hueso delante de mí, a apenas unos metros de distancia. El maestro Holopainen empezó a darle forma con sus dedos a las primeras notas de Storytime. Entonces, comenzó la magia.
Cuando llevas mucho tiempo escuchando las canciones de un grupo, éstas acaban por formar una parte siempre presente en tu vida, una especie de banda sonora de tu propia historia. Por eso, verlos tocando en directo me impactó realmente. Cuando Jukka hizo sonar la batería en todo su explendor, fue el detonante de una euforia que sólo la música puede provocar, y el hecho de que la gente a mi alrededor estuviese sitiendo lo mismo, todos juntos dejándonos llevar por la adrenalina, lo hacía aún más idílico. Como el resto de esos días de tu vida que nunca caerán en el olvido, recuerdo estos momentos envueltos en una bruma idealista que puede no ser completamente fiel a la realidad. Pero así es como yo lo viví.

La verdad es que eligieron muy bien el recopilatorio de canciones a tocar. Siendo un festival de música con ciertos horarios estrictos, sólo tenían una hora como máximo para tocar y mucha discografía a sus espaldas. Por eso, dejaron de lado las baladas y se centraron en sus temas más conocidos y de ritmo acelerado. Funcionó; consiguió tenernos ahí dándolo todo, y parecían encantados con el entusiasmo. Así que tras Storytime siguieron con algunos clásicos como I wish I had an angel, Planet hell y Nemo, y también le dieron caña a los discos más nuevos con canciones como Amaranth. Por supuesto, la pirotecnia estuvo muy cuidada, dando el empujoncito en los momentos apropiados, y Anette estuvo muy afinada al micrófono. De Marco como vocalista no comento nada porque es un dios nórdico, y de los dioses nórdicos no se duda.

Aunque la gran sorpresa de la noche fue otra. Me explico; yo no tenía ni idea de que tocaran esa canción en sus últimas giras. Ni siquiera pensaba que Anette la había cantado alguna vez en directo. Así que casi me da algo cuando empecé a escuchar las primeras notas...

Tocaron Come cover me. ¡COME COVER ME!

Creo que nunca me había desgañitado tanto. De hecho acabó por formare un sospechoso cerco vacío de personas a mi alrededor, pero no sé si debería achacarlo a eso.
¡Ese Troy, oé!
Momento de inspiración celestial
En fin, la verdad es que no recuerdo bien el orden de las canciones. Pero, después de romper el hielo con las primeras, Troy salió al escenario gaita en mano y dieron paso a las canciones con toques más celtas. La potente I want my tears back, la instrumental Last of the wild (intenté cantarla con la letra de Erämaan viimeinen, pero me fue imposible) y también otra sorpresa, Over the hills and far away, con el tono cambiado de su versión inicial (lo cual me resultó raro de oir, la verdad). 

Seguramente me esté dejando canciones por mencionar, tengo una memoria pésima. La que nunca se me olvidará será la última que cantaron, que no podía ser otra que Last ride of the day. Esa montaña rusa idónea para poner punto y final al espectáculo. No puedo describir la emoción que sentí cuando la canción finalizó y los últimos fuegos brillaron sobre el escenario envueltos en gritos y aclamaciones. 

Mientras sonaba Imaginaerum, la canción instrumental que recopila orquestalmente los retazos más importantes de su último disco (una canción hecha para dar cierre a un gran show), todos siguieron con su ritual y se inclinaron ante el público agarrados unos a otros. 

Después, se fueron. Y fue entonces cuando todo el peso de haber estado toda la tarde de pie, y de haberlo estado dando todo durante la última hora, cayó sobre mí. Sintiéndolo mucho por Marylin Manson, nos abrimos paso entre todos los zombis (nos costó la misma vida, pero la gente se mostró asombrosamente comprensiva con los empujones y los pisotones) y nos tiramos en el césped a descansar con el fresquito nocturno. Habían sido muchas emociones juntas y había que reponerse.

Al final acabamos viendo a Marylin desde allí; de hecho, ni siquiera tengo más fotos del festival porque aquél se convirtió en nuestro palco. Aún así, pudimos disfrutar del directo de Manson, que fue totalmente genial. De verdad, merece la pena. Estar fuera de la multitud también nos permitió ver algunos fenómenos graciosos, como cuando comenzaron a tocar Sweet dreams y un montón de gente echó a correr a la vez hacia el escenario grande.

Después vino Hamlet, de los cuales no habré escuchado más que dos o tres canciones. No me explayo demasiado porque, sinceramente, estaba demasiado agotada para echar demasiada cuenta a la actuación y aparte tampoco me entusiasman mucho. Así que aquél fue nuestro último concierto del día, y también del festival. Y, con mucha pena y deseando que aquello durase para siempre, nos despedimos de aquel paraíso del metal.


Y esta fue, en resumidas cuentas, mi experiencia en el Costa de Fuego 2012. Ojalá se repitiera otros años. Como ya mencioné antes, es la primera vez que he asistido a un evento de este tipo y por ello me ha sorprendido el ambiente sano que encontré allí. Tampoco me tomeis por inocentona; obviamente habrá alcohol y drogas en festivales así, pero no es a eso a lo que me refiero. Allí vi una gran diversidad de personas en lo que se refería a edades, cultura, forma de vestir... Sin embargo, me di cuenta del pacifismo general, del respeto, de la escasez de malos rollos o grandes peleas. Me encantaba ver a parejas de abuelos casi octogenarios dando saltos al lado de un grupo de adolescentes hevyatas, o a padres disfrutando de la música con sus hijos pequeños a cuestas. Es extraño presenciar algo así rodeado de tanta gente... Si es que el metal une a las personas, hombre. Larga vida al metal.

Y esto es todo. Lo de "en resumidas cuentas" de antes es un poco irónico. Si alguien se lee la entrada entera le pongo un piso en la playa. Pero me tiene que traer un resumen certificado, ¿eh?


¡Nos vemos!


PD: aún no he visto a Nightwish tocando Ghost Love Score en directo. Vaya, qué lástima... tendré que ir a otro concierto de ellos a ver si la tocan.

Primera Quedada Andaluza Bloggera: ¡No te la pierdas!

Escrito por las patitas de Cucaracha en su guarida miércoles, julio 11, 2012

¡Por fin, por fin! Si estabas harto (como yo y como muchos otros andaluces bloggeros) de que las grandes quedadas literarias siempre fueran en Madrid o, simplemente, lejos de casa, traigo buenas noticias.

Este verano se está organizando la Quedada Andaluza Bloggera (¡Porque Andalucía también lee!). Dado que el verano es una época un poco difícil para ponerse de acuerdo con las fechas, se están planeando varias quedadas; una de ellas en julio y otras dos (en Sevilla y Málaga respectivamente) en agosto, dado que hay bastante gente interesada en ambas ciudades.

La quedada de julio también se hará en Sevilla, y la fecha elegida ha sido el próximo viernes. En el blog Alas de Papel encontrareis información sobre todas las quedadas en general, así que estad atentos. La organizadora de esta quedada en concreto va a ser Natalia, así que estad atentos a su blog (donde podreis consultar las dudas que tengais). Asi mismo, si estais interesados en venir y estais un poco perdidos (porque vengais de fuera o por el motivo que sea) contactad con ella.

Así que, en resumen:



 Primera Quedada bloggera Andaluza



  • Fecha: viernes 13 de julio de 2012
  • Lugar: Plaza Nueva (Sevilla), junto a la estatua del caballo.
  • Hora: 12 de la mañana (podeis incorporaros a lo largo de todo el día sin problemas; avisad a Natalia para no perderos).


Ya sabeis, bloggeros andaluces: si quereis pasar un día divertido y conocer otros bloggeros ¡no te cortes y acércate la Plaza Nueva!

"Eso es para aborrescentes"

Escrito por las patitas de Cucaracha en su guarida jueves, julio 05, 2012

Hace poco, curioseando por los comentarios de un pequeño debate que se había formado espontáneamente en una web acerca de un libro juvenil, me encontré de pronto ante una idea que, yo creía, había quedado obsoleta. Lo creía hasta el punto de pensar que sólo los más tradicionalistas, los más prejuiciosos opinaban ya de esa manera. Pero entonces me di cuenta de que esa idea se repetía una y otra vez en boca de distintas personas, demasiadas veces como para ser una casualidad, obligándome a aceptar al final que se trata de algo más arraigado.

Los comentaristas a los que me refiero remarcaban lo mucho que les había gustado el libro y por ello negaban fervientemente que se tratara de literatura juvenil.

Es extraño cómo todavía se piensa en la literatura para jóvenes como un género de escasa calidad, un ejemplo a evitar para los escritores que pretenden crear novelas buenas. Al parecer éstas van a parar a manos de los lectores adultos, mientras que las obras con narrativa pobre, personajes de cartón piedra y argumentos de chiste acaban poblando las estanterías de los adolescentes. Lo mismo con las obras del género fantástico y una parte considerable del de ciencia ficción, aunque eso ya puede considerarse un tema aparte.

Lo triste del asunto es que esta visión no pertenece únicamente a lectores (los cuales, me atrevo a decir, seguramente no hayan ahondado demasiado en esta literatura para jóvenes), sino también a diversos escritores y editores. Cuando lo primero— dentro de lo que cabe— no es tan grave, dado que siempre existirá diversidad de opiniones y prejuicios entre los lectores (y para ello existen diferentes géneros), en los otros casos puede haber consecuencias remarcables. Prolongar esta clasificación de los libros para jóvenes como literatura "de menor rango" por parte de aquellos encargados de generar y moldear los títulos lanzados al mercado no hace más que provocar el surgimiento de obras que cumplen estas características de pobreza literaria. Por así decirlo, si un escritor escribe una novela malilla sin dar lo mejor de sí mismo porque tiene claro inconscientemente que “es para adolescentes”, y luego un editor considera que semejante cutrez es suficiente para contentar al lector joven, la dichosa novela mediocre acaba en manos de un adolescente desprevenido. Por desgracia, es algo que está sucediendo más de lo que me gustaría.

Ahora me veo en la necesidad de citar a la escritora Laura Gallego; hay a quien le encanta y también quien no soporta sus libros, pero lo que no se puede negar es que es una mujer consecuente con sus principios. Uno de ellos es defender a capa y espada la literatura juvenil. Así, cuando le preguntan que cuándo piensa escribir algo para adultos, ella embiste con una pregunta mejor: “¿Y para cuándo la valoración del lector joven como alguien que tiene el mismo derecho a leer, y es igual de crítico, igual de lector e igual de persona que el lector adulto?”

Esa es una buena manera de expresar lo que venía queriendo decir. Escribir literatura juvenil, le pese a quien le pese, no se trata de ofrecer historias facilonas. La adolescencia es una etapa complicada, inestable, un proceso de desarrollo y maduración en el que es importante expandir las fronteras mentales en una dirección adecuada; es por ello que los jóvenes que se inician —o prosiguen—en el recomendable ritual de la lectura necesitan obras de calidad, adecuadas para su edad y su visión del mundo y de la vida. Así pues, lo que determina que una novela sea juvenil no es el primer factor (calidad o falta de ella), sino el segundo; la manera de transmitir la historia, los valores encerrados en ella, el interés que es capaz de despertar en los jóvenes (y, en muchas ocasiones, en los no-tan-jóvenes).

Claro que habrá bazofias que arrasen en el mercado juvenil. Claro que puedes vender un romance pasteloso de pegatina y ganar una ristra kilométrica de fans histéricos exigiendo una segunda parte y la película. Pero lo mismo sucede en todos los mercados, no sólo en el juvenil y, por supuesto, no sólo en el ámbito literario. Cierto que hace relativamente poco tiempo que los libros para jóvenes empezaron a tenerse en mejor estima, pero a estas alturas no me parece una actitud adecuada. Un respeto a la literatura juvenil buena, indispensable en la formación de un joven lector. Y, por favor, no dejéis que las modas huecas empañen esta idea.

Deseos de una noche de San Juan

Escrito por las patitas de Cucaracha en su guarida sábado, junio 23, 2012

Deseo...

Que la vida sea una aventura. Y que siempre seamos jóvenes de espíritu, jóvenes aventureros dispuestos a adentrarnos en ella. Piratas, vikingos, cazatesoros, bandidos, druidas en un bosque de tiempos remotos. Que siempre seamos capaces de ver a nuestros mígacos al lado.

Que siempre queden sueños y misterios, que nunca se evaporen nuestras ansias e ilusiones ni se sequen nuestras ganas de vivir. Que las perspectivas de cualquier pequeña vivencia fuera de lo común siga suponiendo una emocionante odisea de maravillas.

Que siempre quede en mí un brillo infantil en los ojos, una acción inesperada, espontánea y probablemente absurda sólo por diversión.

Que un verano siempre signifique algo más que una estación del año, que su nombre siga sonando a promesas de buenos ratos, a amistades y amores, a magia y juventud eterna. Que el mar no se olvide de mi nombre ni de mi aroma, pues yo en la vida olvidaré los suyos.

Que rituales como éste no caigan en el desuso o en la rutina. y que sigan existiendo cánticos de mentes locas en mitad de la noche que respondan a mis cánticos desgañitados por la euforia.

Es hora de lanzar estos fragmentos de deseo a la noche más corta del año. 
Este deseo
          de que
                 no
                      termine
                              la magia...
                                          ...(nunca)...


¡Y que no pare la música celta!


QKRX

¡Este año voy a la Feria del Libro de Madrid + BLC!

Escrito por las patitas de Cucaracha en su guarida domingo, mayo 27, 2012

Tengo el blog abandonado. Echadle la culpa a los estudios (excusa que ya ha ascendido a nivel de veterana) y al twitter (esta es nueva). Podría parecer tonto dejar de bloggear por haberme hecho un twitter, pero en realidad tiene sentido si lo piensas. Cuando quiero expresar algo públicamente, alguna idea que se me pasa por la cabeza y tengo ganas de soltar abiertamente al mundo, antes a lo mejor entraba a blogger y escribía alguna entrada corta (o una entrada que comenzaba como una idea corta, pero que se iba extendiendo sin darme cuenta siquiera). Ahora, simplemente, la pongo en twitter. Es más rápido, más sencillo -no hay que poner el formato bonito, no hay que "currárselo" ni siquiera para que quede decente -y, obligatoriamente, más corto. Por eso, y me da pena reconocerlo, veo que me he estado distanciando un poco esta última temporada de mi querido blog. 

Pero eso no quiere decir que lo vaya a dejar, para nada. ¡Con lo que me gusta a mí explayarme! Eso es algo que twitter jamás podrá ofrecerme. El encanto de pulsar el botón de "nueva entrada", elegir un buen título y comenzar a redactar no lo ofrecen 140 caracteres. ¡Y lo que satisface poner el texto bonito y currártelo después de haberse uno expresado largo y tendido!

Pero basta de preámbulos y reflexiones. Estoy aquí para hablar de libros. De montones de libros, montones y montones de deseables libros distribuidos en casetas, a kilómetros de distancia de mi hogar, esperando con paciencia a que la gente pasee junto a ellos, los manosee, pague por poseerlos y, a veces, los lleve hasta las manos de aquel escritor que les dio vida para que estampen su sello personal en las primeras páginas. Estoy aquí para contar, llena de nervios de los buenos (de esos que te sacan una sonrisa entusiasmada en los momentos más imprevistos), que dentro de nada recorreré esos kilómetros de distancia y me reuniré con esas casetas, esos libros y esos escritores. Por fin, después de años de espera y frustración y como el mismo título reza cumpliendo bastante bien su función...

¡Este año voy a la Feria del Libro de Madrid!

Y no solo eso. Además de eso, este año...



¡Me uno a la Blogger Lit Con 2012! La verdad es que esta convención de bloggeros literarios llevaba un tiempo llamándome mucho la atención, y sentía curiosidad por ir alguna vez. Y al final, mira tú por donde, voy a matar dos pájaros de un tiro y voy a ir también. ¡Espero pasármelo genial! 

Quien no conozca esta gran quedada bloggera puede pasarse por el blog oficial, donde encontrará información detallada acerca del evento. Y si alguien que se pase por aqui piensa ir, por curiosidad, que avise :P

Y nada más por ahora. Me vuelvo a mi mar de apuntes y a soñar con las vacaciones. ¡Nos vemos!

Blog recomendado: Conversaciones surrealistas

Escrito por las patitas de Cucaracha en su guarida jueves, abril 26, 2012

Hoy me paso para recomendar un blog. En realidad hay muchos blogs que recomendaría, pero para saber de ellos sólo habría que pasarse por el apartado de "blogs que molan", en el menú de la derecha. Éste blog del que os voy a hablar lleva años sin actualizarse, por lo que no soy seguidora. Pero eso no quita que entre de vez en cuando para releerlo, pues lo encuentro muy divertido.

Encontré este blog hace tiempo por pura casualidad, haciendo una búsqueda con palabras aleatorias en el google para ver qué misteriosas webs aparecían (probadlo, es un entretenimiento muy curiosete para cuando se tiene demasiado tiempo libre. Echo de menos aquellos tiempos. En fin, sigo, que me pierdo). Me llamó la atención la idea y empecé a echarle un vistazo, para acabar leyéndomelo de cabo a rabo.

"Conversaciones surrealistas" es la bitácora de una dependienta de una pequeña tienda de cómics que, según sus palabras, tiene la "necesidad imperiosa de contar lo rara, vaga, y/o tocahuevos que es la gente en general, y la de momentos absolutamente irracionales que vivo mientras estoy currando en ella". Y, de ese modo, con cada entrada nos relata sus encuentros con los extraños especímenes que visitaban su tienda de forma humorística y sarcástica. Me encantan sus "moralejas" al final de cada entrada.

Parece ser que Noa, la autora, decidió juntar todas estas anécdotas en un blog aparte después de dedicarle una sección correspondiente en otro blog previo. No conozco ese blog y jamás había escuchado nada acerca de esta bloggera, pero me declaro fan de Conversaciones surrealistas.

¡Nos vemos!

PD: Odio la nueva inferfaz de blogger. Que conste en acta.

Malos argumentos

Escrito por las patitas de Cucaracha en su guarida miércoles, abril 25, 2012

A veces, mientras me encuentro leyendo opiniones sobre libros, películas o series (principalmente libros, para centrarnos) por internet, ya sea por la curiosidad de saber qué opinan otros sobre una lectura que no me ha dejado indiferente (para bien o para mal) o simplemente para hacer un sondeo a ver si podría merecer la pena lanzarse a por ella, me encuentro de bruces con una situación que se repite y que me saca de quicio.

Seguro que muchos de los que lean esto (si es que lo lee alguien, todavia tengo mis dudas) reconocen esta situación. Un foro abre un tema sobre un libro determinado pidiendo opiniones y, antes o después, aparece alguien a quien no le ha gustado y que lo expresa por escrito, exponiendo sus razones. Otros inicios similares de la misma escena pueden ser una detallada reseña  negativa sobre el libro en cuestión en algún blog o bien una mala opinión en una ficha de una base de datos literaria (tipo catálogo de La casa del libro, sección de Cyberdark, etc). Da igual el punto de partida; el caso es que a alguien no le ha gustado el libro y así lo dice, tal cual, haciendo uso de la libertad de expresión de la que se supone que gozamos.

Y el momento clave de estas situaciones tan chocantes llega cuando a alguien a quien sí le ha gustado el libro lee la crítica y, no conformándose con expresar las razones que le llevan a amar tan locamente dicha historia, decide escribir un comentario contraatacando.

No me malinterpretéis; estoy totalmente a favor de generar debates y de discutir las cosas. Las discusiones pacíficas y ordenadas pueden hacer aflorar cosas muy interesantes, sobre todo si hablamos de libros. Lo que me saca de mis casillas son esos argumentos que utilizan algunas personas para menospreciar una opinión negativa sobre un libro al que tienen en alta estima de forma pueril y a menudo sin sentido, reflejando más una rabieta que otra cosa. No estoy aquí, obviamente, para dar clases de debate o de lógica ni para imponer mi criterio. Pero, personalmente, no me parece serio refutar una opinión alegando cosas como éstas:

  •  "Antes de opinar sobre el libro, léetelo". Al parecer hay individuos que piensan que la gente se mete en foros literarios para despotricar sobre libros que no han leido. O, peor, he visto casos en los que alguien, habiendo escrito una reseña kilométrica en su blog personal resaltando con detalle los puntos negativos y positivos de un libro, aún ha tenido a algún melón invernizo diciéndole que, antes de criticar, se lea el libro. Ya hay que tener imaginación para reseñar un libro que no se ha leído con ese nivel de detalle. 
  •  "Si este libro es tan malo, ¿cómo es que ha vendido más de [inserte-cifra-escandalosamente-alta] ejemplares? Tanta gente no puede equivocarse". De hecho, sí puede. Ya ha demostrado innumerables veces a lo largo de la historia. Cantidad no es lo mismo que calidad, y no tienen por qué coincidir.
  • "Ponte tú a escribir un libro de [inserte-otra-cifra-escandalosamente-alta] páginas, a ver si eres capaz". ¿Ahora hay que ser director de cine para decidir si una película te ha gustado o no? Pues esto es lo mismo. Por mucho mérito que tenga el hecho de escribir y publicar un libro, eso no quita que la gente pueda decir libremente qué le parece, aunque piensen que sea una basura.
  • "La gente que no sabe valorar este libro es estúpida / ignorante / no tiene sensibilidad /  no ha entendido la historia / no ha leído un libro en su vida". Éste es un caso especialmente pueril y surrealista que, por desgracia, he encontrado más veces de las que cabía esperar. El culmen de la intolerancia.
  • "Que sepas que yo he leído mucho y de todo, y me ha encantado este libro". Eso, sí señor. Has leído muchísimo y eso te ha otorgado la verdad absoluta. Si te ha gustado a ti, que has leído mucho y de todo, el libro es una obra de arte y punto. Sí señor.
  • "Lo que tienes es envidia del autor/autora", y derivadas especulaciones sobre la "desgraciada" vida del autor del comentario negativo. Creo que este es el ejemplo que más me repatea, argumentos ad hominem contra gente a la que ni siquiera se conoce. "¿Con que no piensas lo mismo que yo? Seguro que eres un amargado sin vida social que vive en una casa llena de gatos". Por mucho coraje que te dé que te bajen un libro del pedestal, ¿a qué viene ponerse a inventar penurias y defectos sobre la persona en cuestión? Me parece ridículo, la verdad.
  • "Si no te ha gustado, ¿para qué opinas". Porque es un derecho, leñe. Porque es igual de sano opinar sobre algo que te ha gustado como sobre algo que no.
  • "Si no te ha gustado, ¿para qué lo lees?". Éste es peor. Alma cándida, normalmente uno sabe que algo no le ha gustado cuando ya lo ha probado, NO ANTES.

Estos son los puntos principales a los que me refería. Muchos de ellos pueden parecer arrebatos propios del fanatismo que suele darse a edades tempranas, y también hay cantidad de casos de trolls por internet que se divierten discutiendo de esta forma y metiendo cizaña. Pero la verdad es que he llegado a encontrar comentarios de ese tipo escritos por personas que parecían maduras y razonables, cosa que me ha descolocado. ¿Tan extendida está esta forma de rebatir argumentos?

Y, de verdad, comprendo perfectamente esa sensación de desencanto o incluso de rabia que se puede llegar a sentir al leer cómo alguien habla mal de un libro que te ha llegado al corazón. Pero, sinceramente, si la otra persona ha expuesto su opinión con respeto, ¿no deberíamos hacer nosotros lo mismo? No es cuestión de represión, tal y como yo lo veo, si no de lo contrario: tolerancia ante opiniones diversas, respeto hacia la libertad de expresión. Lo malo es que, a menudo, el sencillo principio de "cada cual tiene sus gustos y hay que respetarlos" está tan asimilado que tiende a ser ignorado. Por ello viene bien un pequeño recordatorio de vez en cuando.

Esto es todo por hoy. ¿Alguna vez os habeis encontrado con situaciones así? No dudeis en opinar en los comentarios :P ¡Nos vemos!

PD: todo esto parte de la premisa de que el comentario negativo inicial sea respetuoso y razonado. Está claro que no siempre es así; hay críticas negativas que se las traen, y que darían para otra entrada completa del blog.

¡Ya están aquí, ya están aquí!

Escrito por las patitas de Cucaracha en su guarida sábado, abril 14, 2012


¡Ya han llegado mis chiquitines! Bueno, técnicamente llegaron el jueves, pero hasta hoy no he podido verlos con mis propios ojos, manosearlos y hojearlos una y otra vez. Me ha encantado la edición; son de tapa blanda, pequeñitos, ligeros y con varias ilustraciones en el interior.


Vale que es sólo un relato, solamente mil palabras de mi puño y letra las que hay dentro de este libro, pero no puedo describir la ilusión que me hace. Es la primera vez que veo algo mío publicado y estoy muy contenta con ello. Además, me hace ilusión encontrar nombres conocidos entre los otros autores participantes, como Saskia Hidalgo, Sandra C. Gallegos (Magia Medieval, Días sin fin), Cristina Prieto (La claridad de la sombra, Almas opuestas), Jordi Ayza y otros varios a los que conozco del grupo de facebook Cómo triunfar en la literatura sin morir en el intento (organizador del concurso, por si no lo he mencionado ya). Por fin voy a poder leer sus relatos también ^^

Así que nada; disfrutando estoy de este feliz evento. No paro de contarselo a todo el mundo. En fin, creo que me voy a leer un rato... Me da la sensación de que me voy a pasar el fin de semana entero con el libro en la mano.

¡Nos vemos! (Y animaos a comprar el libro, seguro que no os decepciona :P)

PD: Ryuk lo aprueba.



PD2: autores andaluces y conocidos de este libro... no huyais, no merece la pena. Lo quiero firmado.

Otro año más...

Escrito por las patitas de Cucaracha en su guarida jueves, marzo 29, 2012

Hacía tiempo que no subía ninguna entrada de la línea Primeros pasos de una aspirante a escritora relacionada con mi libro, aquél que (resumiendo un poco la movida), después de enviarlo a un concurso sin éxito, fue aceptado finalmente por una editorial. Pues bien, si no he publicado más noticias al respecto es porque no las ha habido. Después de firmar el contrato y quedar en que el libro saldría en algún momento de este año en una nueva colección, me armé de paciencia y me mantuve a la espera de más noticias.

Y dichas noticias llegaron la semana pasada. Por una parte me alegré de saber por fin qué había sido de la edición de mi libro y a qué distancia temporal podía situar su futura publicación. Sin embargo, me llevé un susto de los gordos.


En el e-mail me contaban que la colección en la que pensaban incluir mi libro no les es viable, y finalmente no la pueden sacar...

*Pánico, catástrofe, apocalipsis.*

...pero que aún así quieren publicar mi libro, solo que lo sacarán en una de sus colecciones ya existentes...

*Alivio intenso, felicidad, ponis de colores corriendo bajo el cielo azul por un campo florido.*

...aunque, con ello, no les queda otra que retrasar la publicación hasta 2013.

*Decepción. Seca, seca decepción.*


Así que al final toca esperar un año más. En realidad entiendo que estos incidentes son comunes en el mundo editorial y que el que no tiene paciencia no va a ninguna parte. Paciencia es mi segundo nombre, aunque las ganas que tengo de ver, por fin, mi sueño cumplido hagan que a veces desmerezca el título. De todas formas tampoco es tanta la diferencia temporal; yo ya me esperaba que el libro saliera más bien a finales de año, y me han dado a entender que lo lanzarán a principios de 2013. Algo es algo; así el margen de posibles fechas se reduce bastante.

Así que ya informaré cuando tenga más noticias. Mientras tanto, por lo menos, tengo el lanzamiento de El escritor. ¿Os he dicho ya que sale este mes de abril y que ya está disponible para reservarlo? (¡Por ahí anda mi biografía y todo! ^^) Ah, y ya se ha desvelado también la imagen de la portada completa, con contraportada y solapas incluidas. La edición va a quedar preciosa.

Así que aquí seguiré, al principio de una nueva y larga espera, transmitiendo cualquier nueva noticia a este pequeño blog y, lo más importante, sin dejar de escribir. Otro añito más...


Paciencia, Cucaracha, paciencia...