Malos argumentos

Escrito por las patitas de Cucaracha en su guarida miércoles, abril 25, 2012

A veces, mientras me encuentro leyendo opiniones sobre libros, películas o series (principalmente libros, para centrarnos) por internet, ya sea por la curiosidad de saber qué opinan otros sobre una lectura que no me ha dejado indiferente (para bien o para mal) o simplemente para hacer un sondeo a ver si podría merecer la pena lanzarse a por ella, me encuentro de bruces con una situación que se repite y que me saca de quicio.

Seguro que muchos de los que lean esto (si es que lo lee alguien, todavia tengo mis dudas) reconocen esta situación. Un foro abre un tema sobre un libro determinado pidiendo opiniones y, antes o después, aparece alguien a quien no le ha gustado y que lo expresa por escrito, exponiendo sus razones. Otros inicios similares de la misma escena pueden ser una detallada reseña  negativa sobre el libro en cuestión en algún blog o bien una mala opinión en una ficha de una base de datos literaria (tipo catálogo de La casa del libro, sección de Cyberdark, etc). Da igual el punto de partida; el caso es que a alguien no le ha gustado el libro y así lo dice, tal cual, haciendo uso de la libertad de expresión de la que se supone que gozamos.

Y el momento clave de estas situaciones tan chocantes llega cuando a alguien a quien sí le ha gustado el libro lee la crítica y, no conformándose con expresar las razones que le llevan a amar tan locamente dicha historia, decide escribir un comentario contraatacando.

No me malinterpretéis; estoy totalmente a favor de generar debates y de discutir las cosas. Las discusiones pacíficas y ordenadas pueden hacer aflorar cosas muy interesantes, sobre todo si hablamos de libros. Lo que me saca de mis casillas son esos argumentos que utilizan algunas personas para menospreciar una opinión negativa sobre un libro al que tienen en alta estima de forma pueril y a menudo sin sentido, reflejando más una rabieta que otra cosa. No estoy aquí, obviamente, para dar clases de debate o de lógica ni para imponer mi criterio. Pero, personalmente, no me parece serio refutar una opinión alegando cosas como éstas:

  •  "Antes de opinar sobre el libro, léetelo". Al parecer hay individuos que piensan que la gente se mete en foros literarios para despotricar sobre libros que no han leido. O, peor, he visto casos en los que alguien, habiendo escrito una reseña kilométrica en su blog personal resaltando con detalle los puntos negativos y positivos de un libro, aún ha tenido a algún melón invernizo diciéndole que, antes de criticar, se lea el libro. Ya hay que tener imaginación para reseñar un libro que no se ha leído con ese nivel de detalle. 
  •  "Si este libro es tan malo, ¿cómo es que ha vendido más de [inserte-cifra-escandalosamente-alta] ejemplares? Tanta gente no puede equivocarse". De hecho, sí puede. Ya ha demostrado innumerables veces a lo largo de la historia. Cantidad no es lo mismo que calidad, y no tienen por qué coincidir.
  • "Ponte tú a escribir un libro de [inserte-otra-cifra-escandalosamente-alta] páginas, a ver si eres capaz". ¿Ahora hay que ser director de cine para decidir si una película te ha gustado o no? Pues esto es lo mismo. Por mucho mérito que tenga el hecho de escribir y publicar un libro, eso no quita que la gente pueda decir libremente qué le parece, aunque piensen que sea una basura.
  • "La gente que no sabe valorar este libro es estúpida / ignorante / no tiene sensibilidad /  no ha entendido la historia / no ha leído un libro en su vida". Éste es un caso especialmente pueril y surrealista que, por desgracia, he encontrado más veces de las que cabía esperar. El culmen de la intolerancia.
  • "Que sepas que yo he leído mucho y de todo, y me ha encantado este libro". Eso, sí señor. Has leído muchísimo y eso te ha otorgado la verdad absoluta. Si te ha gustado a ti, que has leído mucho y de todo, el libro es una obra de arte y punto. Sí señor.
  • "Lo que tienes es envidia del autor/autora", y derivadas especulaciones sobre la "desgraciada" vida del autor del comentario negativo. Creo que este es el ejemplo que más me repatea, argumentos ad hominem contra gente a la que ni siquiera se conoce. "¿Con que no piensas lo mismo que yo? Seguro que eres un amargado sin vida social que vive en una casa llena de gatos". Por mucho coraje que te dé que te bajen un libro del pedestal, ¿a qué viene ponerse a inventar penurias y defectos sobre la persona en cuestión? Me parece ridículo, la verdad.
  • "Si no te ha gustado, ¿para qué opinas". Porque es un derecho, leñe. Porque es igual de sano opinar sobre algo que te ha gustado como sobre algo que no.
  • "Si no te ha gustado, ¿para qué lo lees?". Éste es peor. Alma cándida, normalmente uno sabe que algo no le ha gustado cuando ya lo ha probado, NO ANTES.

Estos son los puntos principales a los que me refería. Muchos de ellos pueden parecer arrebatos propios del fanatismo que suele darse a edades tempranas, y también hay cantidad de casos de trolls por internet que se divierten discutiendo de esta forma y metiendo cizaña. Pero la verdad es que he llegado a encontrar comentarios de ese tipo escritos por personas que parecían maduras y razonables, cosa que me ha descolocado. ¿Tan extendida está esta forma de rebatir argumentos?

Y, de verdad, comprendo perfectamente esa sensación de desencanto o incluso de rabia que se puede llegar a sentir al leer cómo alguien habla mal de un libro que te ha llegado al corazón. Pero, sinceramente, si la otra persona ha expuesto su opinión con respeto, ¿no deberíamos hacer nosotros lo mismo? No es cuestión de represión, tal y como yo lo veo, si no de lo contrario: tolerancia ante opiniones diversas, respeto hacia la libertad de expresión. Lo malo es que, a menudo, el sencillo principio de "cada cual tiene sus gustos y hay que respetarlos" está tan asimilado que tiende a ser ignorado. Por ello viene bien un pequeño recordatorio de vez en cuando.

Esto es todo por hoy. ¿Alguna vez os habeis encontrado con situaciones así? No dudeis en opinar en los comentarios :P ¡Nos vemos!

PD: todo esto parte de la premisa de que el comentario negativo inicial sea respetuoso y razonado. Está claro que no siempre es así; hay críticas negativas que se las traen, y que darían para otra entrada completa del blog.

3 Response to "Malos argumentos"

Saskia Says:

Por una parte entiendo que la gente tenga pataletas (yo la primera), pero es cierto que hay algunos comentarios que se las traen. Normalmente lo que demuestran es que ellos mismos no se han leído el artículo entero.
Por suerte, yo no me he encontrado muchos así, pero sí que conozco casi toda tu clasificación.
Saludillos!^^

crishippie Says:

Tienes toda la razón, es exactamente lo que pienso yo xD Ahora va a ser que no tienes derecho a que no te guste un libro, o que no puedes reseñarlo si no te ha gustado... hay gente para todo, desde luego, buena entrada! :)

Akire Says:

y siempre expones estas cosas de una manera tan cómica que te mereces mis aplausos de nuevo. "y al que no le guste mi comentario es un amargado sin vida social que vive rodeado de gatos" XD

Publicar un comentario

Recuérdalo; libertad de expresión, pero siempre con respeto ;)