Cuentos raros para ratos muertos

Escrito por las patitas de Cucaracha en su guarida viernes, diciembre 12, 2014


A principios de 2014 se me ocurrió cierto plan cucarachil, de estos del tipo "¿Y si...?". Empecé a darle vueltas a la idea de narrar una serie de cuentos en un formato diferente al escrito, que tuviera más que ver con lo auditivo y tal vez con lo visual. Lo que quería conseguir, en resumen, era encontrar nuevas formas de expresar literariamente, experimentando con otros elementos ajenos al texto en sí.
Ese proyecto, el cual estuve digiriendo y planeando durante bastantes meses, fue mutando de forma. Pensé primero en la posibilidad de grabarlos en audio, como un audiolibro de relatos casero con banda sonora incorporada; sin embargo, me parecía que ese plan no cuadraba del todo con la idea que yo tenía en mente. Así que, finalmente, me decanté por el vídeo y por aprovechar las herramientas que youtube me podía proporcionar.
Aun así, todavía transcurrió bastante tiempo hasta que el proyecto comenzó a tomar consistencia. Tenía  algunos de los cuentos escritos, pero no me decantaba por la forma de contarlos. ¿Debía salir yo en el vídeo necesariamente? (lo pensé al principio, pero acabé rogándome a mi misma que cambiara de idea). ¿Sólo debía aparecer la voz? ¿Y qué pasaba con el texto? 
Dudasdudasydudaspordoquier.

Finalmente, hace un mes aproximadamente, el primero de los cuentos salió a la luz. Así que podemos decir que mi proyectito ya está en marcha después de meses de crianza. ¡Otro de mis pequeñines ha empezado a andar! Y espero que siga andando mucho tiempo.

Cuentos raros para ratos muertos es una colección de cuentos... bueno, raros. No exactamente infantiles, no exactamente para adultos. No son cuentos de "y comieron perdices". No es que sean aterradores ni despiadados, pero sí te dejan el cuerpo raro, sobre todo a medida que le das vueltas al destino de sus persojanes. Son cuentos donde las cosas no son lo que parecen, o tal vez sí lo sean pero no transcurran de la forma en que hubieras pensado.

¿Os gusta el planteamiento? Descubrir el contenido sólo os llevará unos 10 minutos. Aquí están los dos primeros cuentos: en los próximos meses vendrán más. Palabra de cucaracha.



Sí: la que narra soy yo. La verdad es que este proyecto me está ayudando un poco a dejar de odiar mi propia voz. Después de oir cada cuento 40 veces mientras edito el vídeo me he acabado acostumbrando 

Estoy entusiasmada con esta idea y me está pareciendo muy entretenido hacer los vídeos. Hasta la parte de agarrar el micro y liarme a narrar me está gustando cada vez más, Además, supone un reto también a la hora de escribir los cuentos, porque hay que tener en cuenta su futura adaptación alvídeo. En resumen: me encanta.

Y espero que a vosotros os guste también ^^

¡Nos vemos!

0 Response to "Cuentos raros para ratos muertos"

Publicar un comentario en la entrada

Recuérdalo; libertad de expresión, pero siempre con respeto ;)